1. Comer lentamente y saborear la comida

Comer despacio permite que cuando el
estómago se encuentre casi lleno, mande una señal al cerebro indicando que
ya ha recibido suficiente comida y que ya no necesita seguir
comiendo. Sin embargo, las personas que tienen el hábito de comer rápido
su cerebro no percibe esta señal de saciedad, haciendo con que la persona
coma en mayores cantidades, además de esto, también reduce el tiempo
de contacto con la comida y el placer de aprovecharla mejor.

Respetar la saciedad es uno de los
puntos principales para adelgazar y evitar la ganancia de peso. Saciar el
estómago con alimentos ricos en nutrientes y fibras como vegetales,
frutas, carnes blancas y grasas buenas, hace con que el metabolismo funcione
mejor y evita la sensación de hambre por más tiempo.

2. Beber agua durante el día

Se deben beber líquidos entre las
comidas, ya que esto ayudará a disminuir el hambre y la retención de líquidos,
con la orina que produce el cuerpo se liberan toxinas que perjudican el proceso de pérdida de peso.

  • Qué puede tomar: agua, agua de coco,
    jugos naturales sin azúcar, tés sin azúcar;
  • Qué no debe tomar: refrescos, jugos industrializados,
    bebidas achocolatadas y bebidas alcohólicas.

La cantidad de agua que se debe ingerir
por día varía entre 1,5 a 2 L al día. Si tiene alguna dificultad para beber
agua, tome infusiones.

3. Realizar actividad física

El tipo de ejercicio no es lo más
importante, pero si aprovechar todas las oportunidades de quemar calorías
siempre que sea posible, es de suma importancia que practique una actividad por lo menos 3 veces por semana. Realizar algunas actividades diarias pueden
marcar la diferencia, por lo que prueba:

  • Subir escaleras en vez del elevador;
  • Bajarse una parada antes del trabajo o del colegio y caminar el resto del
    camino;
  • Salir a dar un paseo de 10 minutos después del almuerzo;
  • Llevar el perro a pasear en la noche.

Para aumentar el gasto de energía,
trata de hacer caminatas de al menos 30 minutos, 3 veces por semana, ya
que es uno de los mejores ejercicios físicos para perder peso, pero también
haz algunos ejercicios de resistencia para complementar el entrenamiento.

4. Comer con moderación

El cuerpo necesita de todos los
nutrientes, por lo que en las dietas en las que se prohíben los carbohidratos hacen con el peso aumente de nuevo poco tiempo después. Los mejores consejos son:

  • Preferir verdura en todas las comidas.
  • Agregar 1 cucharada de semillas en los jugos y yogures como linaza y
    chía;
  • Comer un puñado de frutos secos, como maní o cacahuate, almendras,
    nueces, avellanas por día;
  • Escoger una sola fuente de carbohidrato por comida, dándole preferencia a
    los alimentos naturales;
  • Comer una ensalada cruda antes del almuerzo y de la cena;
  • Comer dos frutas por día;
  • Evitar el consumo de azúcares simples, evitando tomar café, leche, yogur y jugos con azúcar;
  • Evitar comer después de estar saciado.

El consumo de frutas y vegetales
varías veces al día, proporcionan muchas fibras y vitaminas, además de contener
pocas calorías, favoreciendo el proceso de pérdida de peso.

5. No quedar con hambre

Hacer 3 comidas al día, si es necesario a media mañana y tarde haga un tentemphie. Siga los siguientes consejos:

  • Colocar recordatorios en el celular o en la agenda avisando que
    es hora de comer;
  • Tenga siempre en la cartera o en la mochila frutos secos, frutas naturales
    que son meriendas fáciles para hacer en la calle;
  • Las mejores meriendas son: frutas, yogures, palitos de zanahoria, pepino
    con aguacate triturado y condimentado con sal y pimienta, un huevo cocido
    y frutos secos.

Si no es posible hacer alguna
comida a lo largo del día, simplemente concentre en mantener la calidad de la
próxima comida y use estos pequeños aperitivos si tiene hambre. Poco a
poco es posible entender que la mayoría de las veces no se trata de
hambre sino de ansiedad.

WhatsApp Chat
Enviar a través de WhatsApp
Share This