JÓVENES

A partir del primer año de vida, los niños pueden comer como sus padres, aunque menos cantidad en más tomas de comida.  Experimentan un crecimiento lento pero continuo, que  se prolonga hasta la etapa adolescente.

Las necesidades nutricionales van variando a los largo de este tiempo, del ritmo de crecimiento individual, del grado del maduración de cada individuo, del sexo, de la actividad física y de la capacidad de asimilación de los nutrientes por parte de la ingesta, por ello esta etapa es crucial en el desarrollo y crecimiento tanto físico como psíquico del niño

La alimentación en la infancia y adolescencia es importante para:

 

  • Evitar carencias o excesos de energía y nutrientes.
  • Facilitar un  crecimiento estatural dentro de la normalidad.
  • Prevenir y corregir problemas relacionados con el estado nutricional.
  • Evitar o disminuir el riesgo de enfermedades del adulto que van al alza cada vez a edades más tempranas según los últimos estudios.
  • Fomentar una alimentación natural, sana, variada y equilibrada.
  • Asimilar hábitos alimentarios saludables necesario para un buen desarrollo.
  • Promover una educación alimentaria-nutricional saludable en la familia y la escuela.
  • Prevenir problemas futuros como la obesidad, anorexia, etc.

Obesidad infantil, sobrepeso, aterosclerosis, caries dental, hipertensión, diabetes tipo 2 y por encima de todo un desorden alimenticio basado en una alimentación erronea que se agrava aún más en la adolescencia. hay podemos empezar a castigarnos con la comida y a querer cambiar el cuerpo a costa de casi todo, incluyendo su salud, aquí empezamos a hablar de bulimias, anorexias, y otros desordenes alimenticios.


En la Consulta Dietética ComeVital trabajamos para adaptar la dieta según edad con requerimientos nutricionales especifico.

WhatsApp Chat
Enviar a través de WhatsApp
Share This