La miel es un azúcar natural, pero azúcar libre y por eso al igual que el azúcar deberíamos reducir su consumo si buscamos bajar de peso.

De manera similar sucede con los jarabes de todo tipo (vegetales o no), ya que constituyen alimentos que se absorben rápidamente, no sacian y no aportan considerables nutrientes buenos más allá del azúcar o hidratos simples que poseen.

Al igual que el azúcar de mesa podemos reemplazar los mismos por stevia o edulcorantes artificiales sin calorías, o si buscamos un sustituto para preparaciones podemos usar purés de frutas u hortalizas con alto grado de fructosa (remolacha, calabaza o zanahoria por ejemplo), dátiles, plátano entre otros.

WhatsApp Chat
Enviar a través de WhatsApp
Share This